Centro de Estudios e Investigación de Medicina y Arte  
Stella Maris Angel Villegas  
Tel (54) 0341- 4111858 - (2000) Rosario- Argentina  
Acceso  |  Registro 
Inicio | Quienes Somos | Seminarios | Salud | Consultoría | Areas de Acción | Libros Digitales | Actualidad | Contacto 
http://medicinayarte.com/img/logo.mya.png
 Centro de Estudios e Investigación de Medicina y Arte. Esquizoanalisis. Rosario. Argentina (1989)
FORMACION, PRODUCCION Y PRACTICAS CLINICAS ESQUIZOANALITICAS
Clínica. Covisión. Clínica de obra &  Seminario/ laboratorio/ performance de escritura y lectura
Una cuestión de identidad de producción:  poetizar, habitar y anticipar la salud performáticamente 
    http://www.medicinayarte.com/img/dispositivos_de_esquizoanalisis.jpg http://medicinayarte.com/img/curso_esquizoanalisis_online.jpg http://www.medicinayarte.com/img/dispositivos_de_esquizoanalisis.jpg http://www.medicinayarte.com/img/centro%20de%20estudios%20e%20investigacion_myav3.jpg http://medicinayarte.com/img/Taller-de-Medicina-y-Arte_infancias_logo.png



 


Entrevista. La Revolución de los deseos. Guattari
El Devenir de la subjetividad de Guattari. Conferencias, Entrevistas, Diálogos (Chile, 1991)


- Dígame primero, qué hace Félix Guattari en Chile?

— De una manera global, sigo estando siempre muy interesado por todo lo que sucede en América Latina. La crisis en estos países es extremadamente grave, aunque aquí en Chile pueda ser menos dramático que en Argentina o Brasil. También creo que aquí la capacidad de inteligencia colectiva es más fuerte que en otras partes. Piense en la devastación cultural y en el escalofriante
drama en el cual se hunde África; en cambio, se detecta en América Latina una gran capacidad de resistencia, de inteligencia colectiva, como yo la llamo, a falta de otra expresión. A este propósito, he visitado bastante seguido Brasil, pero he escuchado mucho de la situación en Chile y tenía desde hace tiempo deseso de venir. La paradoja chilena, a este respecto, me resulta apasionante.
se refiere al carácter consensual que hoy presenta la sociedad chilena, o bien a elementos más históricos? Existe esa dimensión consensual en la que usted ha puesto el acento, y sobre la cual habría que interrogarse más. Pero la paradoja se refiere, sobre todo al liberalismo
económico, al hecho de que la apertura al mercado ha creado una situación que hace de Chile un buen alumno del Fondo Monetario Internacional, al mismo tiempo que la mitad de su población vive en condiciones lastimosas y con pocas esperanzas en el horizonte.



- Y el consenso, qué papel juega en su análisis?

No estoy bien informado, pero a priori no creo en el consenso. Es un término mass-mediatico, político, importante para evitar las fuertes dificultades que, por ejemplo, se vivieron en Argentina tras la caída de la dictadura, pero siempre vivido como un elemento de superficie. En realidad, el verdadero consenso no es posible cuando varios millones de personas están en la
miseria. Eso por una parte. Por la otra, no pienso que el consenso sea algo tan deseable e ideal, sino al contrario: no se trata solo de aceptar posiciones diferentes a las propias, sino también de buscar y desear que así sea, en su diferencia. No hay ningún consenso que buscar
entre los hombres y las mujeres frente al tema del feminismo, ni entre los hombres de diferentes nacionalidades cuando se trata el problema de los inmigrantes en Francia. Es necesario llevar una política a la vez coherente y deseosa de la diferencia, de la singularización
de las posiciones del otro. Al contrario, el deseo de consenso conlleva un riesgo totalitario.
Pero respecto a lo mismo, Mitterand cumple ya diez años en el poder, y la impresión es que Francia es hoy en día un país que ha logrado una alto grado de consenso bajo los
socialistas.
No porque exista el nombre en el título del Partido Socialista francés, eso quiere decir que haya socialismo.
En realidad, desde hace tiempo, en 1983, los dirigentes del PSF se convirtieron a la política neoliberal, no teniendo más que una sola y única preocupación, cual fue
la del control de la inflación, precios y cosas así. Pero de hecho, no hubo ninguna política social, y hoy estamos cerca de tener casi tres millones de cesantes, con un endurecimiento en el trato hacia los inmigrados, con revueltas en los barrios pobres y en los liceos. Entonces, lo que es curioso, finalmente, y guardando todas las proporciones, es que en Francia estamos en un país rico
con una enorme cantidad de pobres, con una enorme miseria y desesperanza. No se puede decir que todo esto sea una política socialista.

¿Cuál ha sido la experiencia de los intelectuales que, como usted mismo, se situaron al margen del poder y del proyecto socialista?

No hay un proyecto socialista, de modo que hubiese sido muy difícil avenirse a él. Lo que sí existe es un poder socialista, al cual se allegaron un cierto número de intelectuales. Hoy en día, sin embargo, vivimos una paradoja en la que no hay ni una posición de apoyo posible a los socialistas ni tampoco una posición radical de demarcacion. Tenemos una derecha dispersa y sin proyecto, junto a una extrema derecha internacional
muy peligrosa y amenazante. Lo que se plantea entonces es la posibilidad de recomponer una polaridad
progresista —para no hablar de izquierda, ya que el término está un poco devaluado— con los movimientos
ecologistas.Con el fin del milenio entramos en una crisis pesadillesca, si se piensa en el crecimiento demografico; en las condiciones de vida increíbles en los paises del Tercer Mundo, particularmente en Africa; en que las nuevas tecnologías derivaran en una mayor cesantia y en un aumento de la marginalidad; junto a problemas geopolíticos, económicos y culturales bastante considerables. A la par, no existe ninguna expresión social coherente que dé cuenta de esto. Por lo mismo, pienso que será necesario que se constituya una fuerza política capaz de poseer una visión planetaria de los problemas, de defender los intereses locales a la vez que de comprender los grandes flujos que atraviesan hoy el sistema mundial. Alli hay un vacio.


 ¿Este énfasis en las experiencias locales es siempre una reacción al fracaso revolucionario de los años 60 y 70?

Es una pregunta algo incomoda, porque si bien me dan ganas de ser solidario con las personas que sufrieron
esa derrota, al mismo tiempo, en el fondo de mi mismo, no me siento solidario en absoluto, ya que desde
hace 25 aiios he preconizado lo que llamo una revolución molecular, la cual no está directamente relacionada
con esos movimientos de oposicion social visible.
Hay que pensar que la sociedad, al igual que los enfermos mentales, los intelectuales o los sicoticos, no esta
hecha de una sola pieza. Hay cosas visibles, que están en la expresión pública, y otros movimientos de larga
duración, que conciernen más bien a la condición de la mujer o a la educación de los ni􀂿os, a la utilización de drogas o a la evolución de la sexualidad. Son modificaciones que no se alcanzan a ver ni a apresar completamente, pero que son fundamentales. Es a ese nivel de transformaciones profundas, de revolución molecular, que deberíamos lograr reconstruir la sociedad. Nunca he creído mucho en los grandes discursos maniqueistas del capitalismo o del socialismo. Para mí no son más que grandes narraciones, como diría Lyotard, y que no tienen ningún asidero en la realidad.
En su interés por esta revolución molecular, sin embargo, subsiste siempre el problema del poder.
- De todas maneras, si, porque el poder existe por doquier, es como el óxido de carbono, algo que se cria tanto a nivel de relaciones sociales como de los intercambios lingüísticos. A pesar de esto, esta también el deseo, la inteligencia, la creatividad y la sensibilidad, que por definición escapa al poder. Quizás en el futuro las sociedades sean llevadas a deshacerse cada vez mas de los empréstitos del poder, para avanzar hacia sistemas de valorización mucho más cercanos al orden del deseo.


¿Ese es el fin de la revolución molecular que usted preconiza?

- Es la producción de una subjetividad singular, si usted quiere; una re-singularización. Allí en donde hay indiferencia,serialidad, abandono, desprecio, se pone en movimiento una máquina social, intelectual, afectiva,
y que hace que el mundo se nos presente de otro modo, haciéndonos sentir parte de algo que no estaba antes, como agentes creadores de futuro. Eso es para mí la revolución molecular; la reapropiación de la vida, en un sentido vitalista y también artificialista, porque no solo son las formas biológicas que están amenazadas hoy en dia.
Lin artículo suyo, publicado en 1978, en Francia, a propósito de las radios populares europeas, defendía la existencia de estas experiencias en base justamente al orden del deseo, que contraponia el lenguaje de la gente al de los medios.




¿Hasta dónde llegó la experiencia de las radios libres en Europa?

Es bueno no ser esquemáticos en esto, porque personalmente nunca creí que las radios libres, como tales,
iban por si solas a refrescar la cultura local de la sociedad, sino que solo a título de instrumentos de una práctica social. Si ya no se tiene practica social, tampoco se tiene interactividad, que fue lo que sucedió en Francia cuando los socialistas legalizaron las radios libres, colocando en realidad sobre ellas la tutela de la publicidad.
De hecho, fueron los grandes intereses económicos y sociales los que tomaron entonces el poder sobre
las radios libres, liquidando el movimiento.



¿Existen experiencias exitosas que hayan escapado a la totalidad del poder, o solo hay que esperar éxitos intelectuales al respecto?

Durante todo el periodo de la contracultura de los años 60, existieron miles de experiencias de este tipo en los dominios más diversos: pedagogía, psiquiatría, urbanismo, etcétera. A partir de los años 80, que es un periodo de glaciacion, es claro que no hay en Francia ni en Europa experiencias alternativas importantes, salvo grupos minoritarios. Personalmente, no espero milagros ni un nuevo espíritu de los años 60. Con todo, hay situaciones interesantes en Brasil, México o Chile, porque aquí,las soluciones fácticas, estatistas, no tendrán éxito.

- ¿N0 hay conciencia de laboratorio en todo esto?

- No, no soy un tercermundista de los años 60, pero hay que ser razonables: los cuatro quintos de la humanidad estan en el Tercer Mundo, viviendo una miseria espantosa, con problemas reales, y es en este lado donde hay que buscar soluciones.


¿Pero pasar a la acción, siempre será diferente en Europa que en América Latina, no?

- Si, porque en Europa es más difícil. Aquí en Santiago ustedes tienen una polución terrible del aire, pero nosotros tenemos una polución mental que es realmente muy fuerte. Hubo todo un clima postmoderno que nos paralizo, y que nos hacía repetir: Bueno, es así porque no puede ser de otra manera».

- Un clima coherente con el neoliberalismo.

- Exacto, pero afortunadamente ya paso y en Francia nadie habla más de postmodernismo.

- Acá todavía se sigue.

- (Rie) Claro, a pesar de que las comunicaciones transformen el planeta en una aldea, en materia de modas
ustedes todavía van con algún retraso.

Entrevista realizada por Roberto Brodsky.
Página <<cultura» - revista hoy(edición del 20 al 26 de mayo de 1991)



 


http://www.medicinayarte.com/img/schizoanalysis-devices.jpg  http://www.medicinayarte.com/img/deleuze_anualv4.jpg  http://www.medicinayarte.com/img/metodologia_provisoria.jpg  http://medicinayarte.com/img/index_portadaforo.jpg  http://medicinayarte.com/img/foro_poesia.jpg  http://medicinayarte.com/img/foro_poesia2.jpg http://medicinayarte.com/img/salud_poemas.jpg
http://medicinayarte.com/img/dispositivo_jornadas.jpg  http://www.medicinayarte.com/img/mya_libro_digital.jpg
http://www.medicinayarte.com/img/micropolitica_libros.jpg   http://medicinayarte.com/img/ada.jpg  http://www.medicinayarte.com/img/video_documental.jpg

 

edición electrónica  medicina y arte diseño producción 
centro de Estudios e Investigación de Esquizoanalisis  Medicina y Arte 
campus  http://www.medicinayarte.com/ 
 esquizoanalisis@hotmail.com tel (54) 0341- 4111858  
sede 9 de julio 1619 (2000) Rosario. Buenos Aires. Argentina 
 
 
/img/filo.jpg

 

 

Universidad de Ciencias

Médicas de Las Tunas.Cuba

http://www.medicinayarte.com/img/deleuze_lisboa_2013.jpg

Lisboa Deleuze Studies Conference
Facultad de Ciencias de Lisboa 


 

 
/img/logo_borges2.jpg
Centro Cultural Borges
Buenos Aires. Argentina


 
 
 
/img/fundacion_patagonia_saludintegral.jpg
Fundación
Patagonia
Salud Integral.
Neuquén Argentina

 

/img/psicosalud2011.jpg

 Sociedad de
Psicología
de La Salud
La Habana.Cuba

 http://medicinayarte.com/img/colombia_argentina.jpg

Ministerio de
Cultura
República de
Colombia

 http://medicinayarte.com/img/logo_tiembla_corrientes.png

Tiembla
Corrientes
Producciones

 
 
 

 


Stella Maris Angel Villegas, Directora del Centro de Estudios e Investigación de Medicina y Arte
Inicio | Quienes Somos | Seminarios | Salud | Consultoría | Areas de Acción | Libros Digitales | Actualidad | Contacto 
Diseño Web: Fernando Dolci Diseño Creativo: Stella Maris Angel Villegas Geo Visitors Map ecoestadistica.com
Stella Maris Angel Villegas, Deleuze, Medicina, Arte, Transdiciplinario, salud, filosofía, terapia online, laboratorio, esquizoanálisis, guattarí, deseo, rizoma, agenciamiento, libros, Spinoza, Bacon, máquina, fábrica, intercesores, diálogos, sentidos. Clínica, Nietzsche, clases, seminarios, cursos, laboratorio, devenir, pensamiento, Kafka, asesoría artística, clínica de obra,cartografia, deleuze rosario, deleuze buenos aires, deleuze esquizoanálisis, deleuze laboratorio, deleuze fábrica, deleuze asesoría, deleuze seminario, Richard Pinhas, Fernando Kabusacki , Duras, Bacon, Lispetctor, Kafka, Beckett, Stochausen, Brian Eno, Mecían, Borges, autoanalisis, rizoma, micropolitica, piedras, cristales, metales, retratos, línea, cuerpo, pensamiento, zonas, rizoma, cuerpo sin órganos, centros de respiración, salud anticipadada, salud molecular, cartografía clínica, auto recuperación, atravesar muros, Kandinsky, la repetición en la salud, ritornelos de medicina y arte, aislamiento molecular, poetizar la salud, cerebro cristal , inventar, Robert Fripp, Heldon