Me parece un"sitio" exquisito esta oficina virtual1 es como entrar a un museo un dia que se encuentra cerrado. Uno no sabe por donde empezar a ver, tanto arte y tanta pasion.
Revivi las experiencias de la naranja mecànica, una excelente dosis de endorfina para el desayuno.
Gracias.

Daniel Weksler