Dispositivos de esquizoanalisis

Lectura Transversal del Psicoanálisis

 

por Stella Maris Angel Villegas

 

 

 

Caminos y no sistemas.

Transparencias y no espejos.

Voluntad de memoria.

Devenires de carne abstracta.

 

 

 

Paradigmas de subjetividad

 

 

   El desgarro del psicoanálisis se produce con Félix Guattari y Gilles Deleuze. Le llaman Esquizoanalisis, territorio de lobos, máquinas deseantes que transmutan la identidad del ego cógito en un devenir (ello) esquizo.

   Praxis clínica-poética. Radical puesta en escena en la que ningún cuerpo queda exento de una transgresión efectiva, las jerarquías espaciales devienen anárquicas, y el habla ya no configura entonces la métrica de un inconsciente estructurado.

   Cuando esto ocurre, el don del acontecimiento "el lenguaje es llevado hacia sus límites, hacia la música y el silencio".

   El Esquizoanalisis es un pensamiento de la inmanencia, producción desbordante de lo real y ya no triangulación edípica de un inconsciente expresivo.

   La velocidad trastoca el punto en línea y el diván deviene caja de herramientas, inscripción directa en el cuerpo de lo real. La máquina abstracta del esquizoanalisis se constituye así en un operador de síntesis disyuntivas, poblando de intensidades una carne siempre recobrada.

   Carne abstracta: lo científico y lo poético.

   Por lo tanto casos de pensamientos informales, andamiaje de líneas de fuga en conexión inmediata con el Afuera.

   El afuera del adentro que dice de paradojas rizomáticas, transversales que habitan en las zonas desérticas del deseo.

   Lugares posibles. Ese no lugar o lugar creado ni arriba ni abajo sino en las superficies del viento.

   Cuerpo hojaldrado de fuerzas que ofrece su hospitalidad con mesura en el gesto de resistir.

 

 

 

 

Derechos de propiedad intelectual y Arte Digital

Stella Maris Angel Villegas

medicinayarte@hotmail.com