Primeras Jornadas Virtuales de Esquizoanalisis - 2004

 

 

Máquina Expositora Real

Umbral de poesía

http://www.medicinayarte.com/libros-digitales/auditorio/umbral_poesia.htm

 

 

 

 

 

 

 

EL YONQUI PATAFISICO - POEMAS MAQUINICOS


..... a los Rebeldes ....

 

El poeta tiene que devenir no-poeta (animal, niña, molécula, filósofo ...) para ayudar a crear el nuevo pueblo y la nueva tierra de la poesía ... devenir pájaro de tres alas ... pajaro de fuego ....

 

 

 

E L Y O N Q U I P A T A F I S I C O


· Adalejandra Westphalen (1960)
· Patricia Moro (1959)
· Anastasia Vallejo (1960)
· Virginia Alanzú (1961)

Compilación y Producción : Gerardo Ramírez de la Roche.
Derechos C. R. : Revista "El Vampiro Pasivo", Santiago de Cali, 1985-2001


 

 

 

 

 

 

 

LIBRO PRIMERO

LA SOMBRA CIRCULAR (1985)

Adalejandra Westfallen


para Alberto Caeiro..... para Orietta Lozano

"... cortando linea con linea de los
textos, se entrevé el futuro ..."

Brion Gysin




LA BARCA DE LOS EXTRANJEROS.
a América del Sur
La eremita sonriente caza entre las flores;
mi paso busca y halla el esperado Umbral,
!empuña tu infierno en tierra crepuscular!,
antes de ver los campos en la cámara de Santiago.
Y tu, Dika, trenzas con la sangre
del metal pesado de la Ciudad Incólumne,
una horda de fieles salpicada en abundancia:
(¿usted cree que ésto es un delirio de paludismo?
ésto ocurrió
en alguna época, en algún lugar)
ahora nadie podrá reconocerme.
Una espada por mi roba algo con qué defenderse
del vasto ayer y de las cosas muertas, y la cabeza
de jaguar que muerde
parece un campo herido de flores de nieve
frecuentando La Paz, perfumada y convulsiva.
Te comparo con una rama flexible
rondando ligera sobre mi tumba de aire;
fundiendo el vidrio con tu frente
no harás hombres
sino una nube en pantalones
(para uno no tiene demasiada importancia
el que sean de bronce).
Encontrémonos en Recife enmudecida,
hueco en la sombra
más allá del tiempo
del polvo de jazmines
tan alegre al partir, tan triste luego;
(esta pesca tiene lugar en barcas blancas);
encontrémonos, y si no hay espada, un escudo de bruma
para apresar el sol por el levante
entre grandes ojos negros sorprendidos.
Más y más
me asomo al Mar.

EL HEROE

En cada dedo estallaron motines,
fórmulas para la fabricación de bombas y panfletos.
Nievan plumas y los tejados son de humo. Y el baile comenzó.
E1 lavadero negro de Rimbaud atento al zumbido
temporal de la Tierra.
Llegan extranjeros de párpados hinchados
en cajones fluviales atravesando el Pacífico.
Campo de Distribución 23, Sección 1. Montaña
pálida y palpitante,

esponjosas bandas arrastradas por motores
caballos, hombres y perros
la mirada aleteaba en la cocina de los Titanes?.

DOS VERSIONES
"yo soy otro"
RELATO I
Sobre el oro de las dunas y las airadas lomas
se espesan sombras azuladas.
Mercenarios
se ocuparon de mí ?siempre he estado en manos de mercenarios?,
¿de qué lado está usted?
¿la Hidráulica del zen Blanco,
o quiere hechar una mirada por ahí
con la Unica Lejana?.

RELATO II
Hay en torno a ella tal soledad;
se está a tan enorme distancia de todo, a su lado,
tanta gente la ha sujetado
tanta gente la ha distraido.
Asi es la vida en la Vieja Casa del Hielo;
asustada buscaba el resorte
que, ella decía, la sacaba
encima y afuera, eso es, Encima y Afuera.

NEPTUNO CONFABULADO

a Malcom Lowry
En un lugar tallado de mezquitas sobre el césped
un suceso cotidiano: las Sirenas en silencio,
con su canto blasfemo de niñas hechizadas
hacían nacer rosas violetas de la muerte.
Este es nuestro tiempo de Cuatro Muros,
tierra estrechamente real de una habitación
encadenada a la Bestia de la felicidad
(mío, tu?yo dolor),
como en el juego de las Ballenas y los Cordones de colores,
pedazos de cadena ardida.
E1 viento cuando sopla da una luz veloz.
Dioses y muerte,
la sangre iridiscente, el tejido invisible
del mensaje en clave
en el que Dios, casi se diría
sólo protege a quien está pensando
hacer saltar el mundo por los aires:
sueño?cosmos, cumpliendo su misión.

Del pudor a la fascinación más brusca
algo similar han hecho siempre
los navegantes:
ir a la deriva del cuerpo amado.

ATRAVESANDO EL FRENTE

a las Amazonas

Tejido
espacio,
Tercera columna del Tiempo, maravilloso banco
en el cual una vela basta.
Mar regado por nueve lunas
que circunda el Mundo
configura edades y universos,
conquistando la forma fragmentaria del cambio:
modifica el ángulo del sabio al niño.
Cuando vengan las Sombras ...
Con voz desesperada
somos llamadas Los Angeles de la Destrucción,
no hay sitio inferior.
Las olas caían. Pobladas alturas de las cortinas del sur;
el norte, comprometido en el abyecto deshecho del fantasma,
el este, en una despiadada batalla de malditos monos;
el oeste, el único solitario,
un milagro o el desastre.
Somos la Brigada Ligera. Vamos a alcanzar el Frente.

A LA SOMBRA DE UNA CARTA

a Lucette
Entera contemplo al hombre y despejo la historia;
Pero en cierto sentido, parece ser que el único bien
Es no desear nada
Estar al sol calcinada, la cabeza al aire,
En la vieja pálida nube donde habita un dios
Triste como mi tristeza dos veces sola.
Columnas de rosas aéreas en calma.
Cuando todo se demuestra con la muerte
Veo al viejo faro batido?por?la?tormenta.
Aguas murmurantes cediendo a mis sedientos labios.

EL SOBREVIVIENTE

Nace del mar hermético
y aparece en lo más fuerte
de la agitación de las olas,
bajo la forma de una espuma
que se eleva, sobrenada
se espesa y flota.
Posee el aliento.

EL TROFEO DE LA GUERRA


Un farol de hojalata,
un farol rojizo; oxidado,
vuelca su luz entre los siglos,
y expande
sus amanecidos días
que a veces, de nuevo remontan
llanos
sin seguir ascendiendo.
E1 farol es la señal;
brillando
sin dar albergue ni guía
a ningún combatiente.

EL LADO CLARO DE LA TIERRA

a Virginia Woolf
Están los árboles,
Arboles desnudos de hojas
al lado de la Estación.
Pude esconderme en el suelo
debajo de las ruinas:
no lo hice.

En una larga y recta línea
me deslicé hacia vosotros,
sin rodéos, sin dejar de sentir
el Tensor, el radiante Pesa?nervios
que se balancéa.
No estoy amaestrada: la Luz me dió de lleno.

Os temo,
y nunca he sido feliz de reunirme con vosotros.
Rechacé la sombra
y me dí cuenta de vuestros abrigos y paráguas
y de que estáis incrustados
en reiterados momentos unidos.
Estáis vinculados


habéis adoptado una actitud;
tenéis hijos, autoridad, fama
y trato social
Yo, he perdido el rostro.

CARTA DE AMOR EN TERRA

a Vladimir Nabokov

La noche ha girado un poco más sobre los techos
de la ciudad de las Cién Puertas Labradas.

Encanto y perfume en el encanto de las horas de gozo y de rutina.
¿Qué rostro puedo invocar para que amortigue éste Ardor?.
Blancura que llena de espuma los agujeros de las rocas:
móviles, incesantes, las lenguas se agitaban.

Quedo en evidencia. E1 tigre salta.
Todo el escenario hasta la pantalla de bambú,
parecía encarnar este paraje extraño
que sugería la ignorada soledad de los Planetas.

TERRA, NUBE DE LA VOZ: CIMA .
a la Desterritorializada

Está la tierra solitaria cerrando las gotas de tristeza
bajo la parda niebla de un amanecer de invierno
vestida del color repentino de la acción,
arrasando el rostro desnudo que sube desde la piedra
sin haber arma alguna
que arrebate de su vida la inocencia.
Aquí está la dama de las situaciones
la Dama de las Rocas,
nosotros no podemos hacer lo que ella,
dar la vuelta y ser todo labios.
Aquí está la dama de los tres bastos, y aquí la Rueda
del viento de la noche,
súbitamente más brusco y frío;
fulgor que ilumina este fondo de abismo
para que fluya el alba en los cristales del tiempo muerto.
Voz sobre las cimas de las montañas, una vez más
podrás reconocer el puñal que enterraste, para
que avanzara nuestro carruaje con el rayo
en la tempestad.
E1 hermoso tejo, para formar un arco
se enciende
aunque no sea más que una estrella.

LA BALADA DEL PUENTE DE LOS NIÑOS: ADAGIA.
a William Blake


I

La punta de la noche costruida en la más híspida roca
en una adecuada especie de viejo espantapájaros
fabrica vestidos con seda de gusanos.
Oh, ¡tu que has sentido en el rostro el viento del invierno!
enormes leños recogidos en la playa, patinados de cobre?

terrible umbral de la promesa del profeta:
cada uno de esta bandada agitaba sus manos sin actuar palabra.

II

La dura falange, la línea inquebrantada:
sueño de un cuerpo lédico, un cuento que él contó.
No te agites después del saber, yo no tengo ninguno
La edad, en la casilla del palomar
aparecía bañada en blanca luz silenciosa
llenando todo el desierto con inviolable voz
murallón abajo; desde la viga, al medio de la calle, gotéa.

III

Mientras administran ésta bolsa cerrada, guarida de conejos,
el poema es un meteóro
cuyos ojos han visto las níveas nubes descolgadas en niebla,
la metamorfosis de la iguana, forzada tan rudamente;
los fogosos fragmentos de la ciudad deshechos
lo mismo que una iglesia sobre la roca se empapa.

IV

Nacido de la lengua de un juglar, igualmente escondido:
inclinado sobre un fuego que se hunde
un muerto romántico es una falsificación?

la tarde escucha a aquel que se aflige.
Aquí está el comerciante tuerto y esta carta en blanco,
algunas páginas de fichas que serán archivadas.
Su ancha mirada grís en silencio hacia la luna se levanta.

V

¿Es poema de amor, canto de guerra?
Platón creyó la naturaleza una espuma que juega;
ideas destinadas a ser deformadas por el uso.
Noche tras noche cuando se encuentren lejos
díganles que yo misma les mostraré el horróscopo.
Ya la nieve inunda un año de Hierro ....
¿Es realmente el final del puente lo que véo?.

EL ACANTILADO DE BRONCE
... habitar la tierra como poetas no como asesinos ...

Visionario oeste donde la selva florece borrascosa,
¿no habrá en el paraiso otra muerte ?,
¿o un firmamento de ángeles, o un mundo infinito ?.
Lo intuyo por haber salido de un molusco perpetuo
y todas las drogas que tomaba, todas.
Entre el paisaje, yo,
vacía, salvo ella con la tierra por vientre:
su silueta se destaca tranquila,
sin augurio, ni ceremonia, brotando incandescente
mi corazón desborda, sintiendo
la necesidad de una dicha impercedera
como espejo, fundado, escénico.
Trucos espasmódicos de esta Tierra de dolor
más lejanos que una mujer de pie
en esta solitaria multitud.
Impotente sobre mi índice, el cielo sereno
que me mandó aquí con sus saludos para todos;
coman rocas rotas, invadan, desplieguen pestes;
por costumbre, imper?ceptible, podré descomponer
cualquier poema.

EL VIENTO FORASTERO DEL PLANETA

En el templo hay un viento, hechura de sol,
era de un tiempo recordado. Y si nosotros construimos
tu conquista,
con ella perecerá en la ola
pálido paisaje insumiso, ojo de largo tiempo fruncido?.
Sobre la tierra húmeda
el aire del octavo mes
no declara que el hombre teje su consistencia;
sabe que son legión las divinidades.
Hombres hubo de enfrentarse al viento
que pudieron suspirar acentos y llorar palabras;
saben que después de la muerte
cada hombre es un espíritu que ampara a otro.
Agosto estaba contento por haber escrito sus poemas.

LA DANZA Y EL CAPRICHO

a Henriette Vogel

¿En qué condiciones dirige una persona
el arma contra su cabeza?
Wansee, primavera de 1.945
con la tumba de Kleist en el centro,
erupción precoz sobre el corazón del deseo.
La propiedad de la vida es un sacrificio
por definición;
la variante veloz, absoluta de la caída:
la fórmula deviene entonces conjuro mágico.
Los grandes solitarios son peligrosos,
energía concentrada.
Los centros de la Pasión producen hastío:
el poder, el amor, la guerra.

DESCRIPCION DE LOS PEQUEÑOS JUSTOS EN LA FUNEBRE NOCHE DE WALPURGIS

a don Juán Matus
a don Genaro Flores

Bordado en blanco, portan los guerreros
el pregón de la noche
con el lánguido gesto de una desesperación concebida.
Levantado en columnas y diseño de arquitectos:
el horror.

E1 monstruo de la huida respira incluso paz por las plumas.
¿Edad de piedra?.
Alrededor del vientre, más allá del nombre
logran de pronto que su sonrisa
despierte las sombras,
haciendo surgir del más inmenso azar lo íntimo del espíritu.
El sol tiene una mirada,
que extrañamente danza
en la noche sabática, la del tercer Fausto.
Bordada en blanco, portan los guerreros
la noche eterna del Aguila.

EL ANILLO DE LA PRADERA


Al comienzo era volver a empezar,
eso ha tenido ya un sitio y lo tendrá
una vez más de nuevo, una vez más de nuevo.
E1 cuerpo es un campo de tiro
donde se disponen asimétricamente los afectos.
¡...cómo caen los murciélagos en ésta estepa desolada!

LA LUNA Y EL ASCENSOR

a Silvia Plath

.... y vi la luna rojiza inclinada hacia un seto
ambos tendidos juntos: bella y ciego:
esta es la luz de la mente, fría y planetaria.
Muchas veces he ido más allá del quinto piso ...

VISION DEL LATIDO MARlNO

a Heliópolis

De rincones llegan oscuros
síbilos religiosos
de los pies y los testículos lavados,
retratos de la Esfinge descabezada
en la fuga de un sonar paranóico.
Remonto el Pacífico en la meduza
agarrada a nuestro pecho de remeros
con el tritón que sonroseaba sus lanudos ojos
correteando a la sirena desnuda;
y nuestros remos veloces salpicaban.
A Concepción, plaza plana plateada
país de los Castillos donde el Mago
es el poder desprendido de la legislatura
terrena,
allí, entre la dársena, de ella,
la Ciudad?cloaca, se dirige el Aviso Azul.


ESPERO A DIOS PARA TURBARLO
a Arthur Rimbaud

I

Un gran mecanismo de relojería, arena a pedal
el vacío pregona,
desgraciadamente la condición del dolor
es el dolor dos veces;
forma innominada que arroja el metal al espacio.
¡Guárdate del mediodía!, ¡De la luz de las estrellas!,
no más palabras, amortajé los muertos en mi vientre
mientras dios cabeceaba.

II

Al natural en cápsulas, erociones
hoy pasó un águila sobre mi cabeza;
yo, vigilante, a través de una ventana
protegiéndome la ausencia
mientras perros ladran fatigados?

en el pecho, en el cuello, en el bolsillo;
se posó desnuda menos un Sombrero;
origen de toda actividad;
de la fiebre del día y de la tristeza nocturna:
"descendéis del canguro ... liebres, ¿no véis?".


III

Pero el reloj no sonará
sino en la hora del dolor más puro,
quintaescencia. ¿Por qué estamos inquietos?
... algún gitano sueña
aproximando su mirada a la nada.
Un Hombre?Dragón aparta los escombros de su caverna.

SAFO
a las nínfulas
Destruir. Estalla el oráculo
en boca de cada muchacha.
Amar, morir.
Ella, la adolescente nocturna
recibió como la perfecta verdad
la aparición soberana.
La joven compañera de inocente delirio:
música que desde el profundo fondo
decide el extraño e inmenso suceso:
destruir .... álguien dijo.

LA JOVEN CENTINELA DESPERTO A LA LUZ DE UN FARO

Es agotador mirar a lo lejos noche y día con calor y frío,
yo estaba quieta, recién despierta
ante la pantalla negra,
nada fiel .... secretamente armada.
A lo lejos fuego encendido,
dentaduras flotando en las aguas.
Extiende la sirena su mano en un sonido desarmante
y se alegra, es el final de sus desvelos?.
Yo viva, dura, en pie,
sin darle al día más que un mirar forastero,
mientras giran en los brazos de la naturaleza
mis piés agitados en el conmovido viento.
Dotad la torre y el caballete de alertas guerreros.
¡Cuánto puede crecer mi noche
recorriendo la luz del Faro al amanecer!.

LA INJURIA

El filo de una vena es el torrente más fuerte;
mi carta se desangra en este día sin comienzo.
En el fondo de esta costra oscura
lanzo mi grito jubiloso,
este ramo de plumas atraviesa el cráneo
de la luna.
Recibo la palabra desde su
oráculo:

¿Dónde está el pacto? No es un juego,

es una salida.
Pacto escrito en el desierto blanco.

 



LIBRO SEGUNDO
LAS CATASTROFES TANGENTES (1988)

PATRICIA MORO

... para William Burroughs como muestra de profundo reconocimiento ...

"... el mundo es el Círculo, la pura
reserva visual de acontecimientos en
su justeza ..."
Monje Dogen, siglo XIII



EL SABOR DEL VERTIGO
a Ernst Junger

La libertad bebe apurada su cicuta
en el venturoso rincón de sombras incontables.
Hojacurvodespada,
en la ebriedad de versos
mi vieja atalaya de ermitaño viejo
dando la hora
he dicho lo que se podía oir en la época,
he puesto el techo al vacío.

LA URNA DE LOS PLACERES PRECISOS

a Patti Smith

La solícita soledad
Blanca superficie que ennegrece las praderas y relincha
Necesidad de una lengua
De palabras etupefactas.
Un alumbramiento de libertad-

Promesa inviolada del silencio
Criatura espasmódica
Que en la cima despliega un canto incontrolable.

ERRANTES VELAS EN LA NOCHE CLARA DEL SEGUNDO INVIERNO

a Cali en aguacero

I
¡La segunda venida!, veinte siglos
de un sueño de piedra;
todo brillaba.
Amarga la lluvia, amarga la noche:
es la visión más fina, película
de pálida luz
que atraviesa esta Ciudad-llanura.
La observo lamida por los perros,
danzo a su lado en un sol
de lenguas que la abrazan.
Tendida en la cama oía
en el cuarto contiguo voces apagadas:
"que en algún lugar de las arenas del desierto
dura está la tierra
el aire tiene un sabor amargo".

II

Restalla el resplandor sobre la larga llanura.
Por la Puerta de oriente,
el día vestido de bronce;
alba como el aire de los incendiarios
capa roja ondeando
en los cuerpos: palpitando en los umbrales ...

III
Callada, hundía la mirada largo tiempo.

LA DAMA DE LA RESISTENCIA

Quiso que el río fluyese
en las estrellas del alba,
lunas que empañan la cima.
Abajo, enclavada
en el cristal
sobre las alturas de los hongos
hasta el cono diáfano.
Abre su fondo luminoso hacia el espacio,
respirando bajo arcáica piedra
para saber como era la jaula cubierta,
el lugar estallando ...
Nunca dos veces lo mismo ...
Remonta un valle carcomido
propenso a derretirse.
Pálida dama que iguala la pálida sombra.
Su rostro, su atavío, su camino
fabulan solo por saber
como se sentiría liberada de la destrucción.
Para ella,
la imperceptible lluvia que cesa
por los aires
a secas,
sordamente.

RETRATO DE LUCIA
A Rocamadur

El único adorno era un ramillete de lírios;
una vez le oí decir :
"Dios no puede estar sin mí"
(como los místicos de Silecia).
El azar y el capricho se inician
en el reino de las moléculas:
no solo el más apto sobrevive
sino el más honrado.


Su derecho es el átomo
que transversal
danza al ritmo de sus posesiones.
La Unica frente al espejo no tiene doble.

EL PASAJERO EN EL ANDEN

a Antonin Artaud

Ningún alivio en ninguna calle;
el hombre nacido pertenece al relámpago
haciendo vibrar toda vida,
en el vaho de la Ciudad Metálica.

¿Hán de vivir éstos huesos de interruptor
intermitente
desoyendo el imperturbable
rumor de la Fuga
agujereados de aire en la película empalidecida?.

Os mostraré el miedo
en el frío
cementerio de Primavera ...

EL TRABAJADOR
Al parado

Perlas resonando en engañosos continentes
preparaciones infantiles indispensables
ásperas y límpias
después de la lluvia y la jornada.

No una fotografía cualquiera.
Y toma tu máquina y hasta otro presente ...

Y ...
Al grito

guiarse por la palabra
escribir deriva decirlo
sin nombrarlo el pensamiento
y el habla
sin estructura automática
escribir se escucha el pensamiento

LA NOCHE LA ITINERANCIA

Al Sub


Dispone de una breve porción de libertad
soldados le imitan,
dejando cada uno sus troféos
tocados por la herida de la peregrinación
gritando el deshonor de las rosas
que no supieron desmoronarlo.
Aquí pondré un faro. Algunos
se estrellarán contra el arrecife
la noche observará
con destellos de fuego
y móviles matices de mar.
Aquí se necesita ese sentido de rectitud
que es la vista.
Borrará como un ángel guardián
la película de la Palabra vencida ...

VESTIDO DE BLANCO

a Carlos Castaneda


Entre el ruido : la Noche del nuevo mundo
destierro nocturno a la medida de su dolor
allí me vestí de blanco
y tomé en mis manos
los libros de Vallejo.
La ciudad arde : hormiguéa en los ojos
de perro que en la cúspide
monta un tigre
dientes de sable.
Va él sorprendido
en su duro corazón de vinagre
persiguiendo su crónica
bajo la luz que ha creado.


Nada borrará las huellas
de las desdichas que acechan.

SEMBLANZA

a M ...

Iris Naoslán es del Sur,
la tripulación vestida de hule
más acá y a próa del tiempo
evocaba solemnemente
las puras eséncias
de épocas innobles.
Iris profana lo consagrado;
el rojo cielo nocturno
sobre la playa desierta
refleja peldaños de arenisca hacia Babel,
la nave deriva
en un arco de fuego irisado
hacia el Jardín insular de la Sirena.
Iris pisa en una rebelión secreta
el centro intemporal del Océano.
Resplandece un espejo circular sobre la Tierra.

LA LUNA

al Vampiro Esperado


Rumor de cobre estallando en la garganta de su abismo
boca que se despeña, boca de fuego
sorbida por silenciosa sangre.
Sedienta
impalpable, circundando un mar
de mármol y de sal,
atravesando tejidos cronográficos
imperceptible movimiento;
boca nómada, anime meus.
No puede ahorrarse el sufrimiento, dijo,
he recorrido lejanamente hacia abajo.
Brotan nubes, los bosques resplandecen:
rígida y fría
puente sobre precipicio,
así estaba tendida ella
sobre el Tiempo
que también es tiempo inmóvil.
Lunar
columna vertebral del grito de una boca
explotando en columnas de colores :
jamás se puede volver, vive aquí.
Al fondo
el frígido arroyo
de las aguas de la Tierra.

CIUDAD COMPUESTA
(a la generación turbulenta)

I
Se podrán decir los muertos de una noche deformada
se podrán contar, sin que el tiempo nos robe un pétalo
el juego de los espectros, el mediodía convertido
en el fin del círculo; se podrá llegar hasta la nada.

II
Los pequeños animales del andén que exitan la mirada
ante jóvenes viscosos. Proliferan los canales
de disparos sucesivos,
viento frío, ¡oh hermana, oh hermana!
estoy a tu lado en la Ventana
y este espectáculo sólo hecho para nosotros :
el abismo, el umbral, el puente.
El vacío no es la nada.

III
Ciudad actual pero imposible;
los buitres descargan sus huesos
mientras las máquinas de mamá
chirriando se deshacen
en cubos de colores putrefactos.
Ya no hay pájaros de atmósferas coherentes,
discernibles,
de apariciones discretas, apasionadas.
El desastre meta-lógico,
los motores del Planeta
recorriendo audaz, insólitamente
un camino aterrado.

INCLINACIONES
a M. Blanchot
La palabra sin fin en la caída
La resonancia del Peso
Arrastrando lo que permanece
En un vértigo desdoblado
Convirtiéndonos en átomo y clinamen
En el abismo presentido
De un monólogo sin tristeza no-gozada
Contemplándose a si-misma.

MONADA
(a L. Mumford)

El punto de vista del alma está en el cuerpo
jerarquía de las fuerzas en una expresión poseída
figura descrita por cualquier linea
un extremo fijo, el otro móvil
de cristal puntiagudo
en chispas rojas
salpicando las piedras
y el hormigón de la Ciudad

manchada de basura.

Entre la luz azul
y los jirones de niebla
insufla.

EL SEGUNDO INVIERNO
al inspector Lee
La lluvia inunda ya un año de Hierro
para que fluya el alba
en los cristales del Tiempo muerto,
bajo los arcos firmes de la Nada,
por el grueso humo de una lámpara.
La noche gira un poco más encima de los Techos,
en el venturoso rincón de sombras insondables;
un farol de hojalata
volcando su luz entre los siglos
se espesa ... y flota.
Luz que empapa la ciudad-llanura:
danza de lénguas que la queman,
estandarte rojo de los incendiarios.
Veinte siglos de un sueño de Piedra : todo brillaba.

APARECIENDO EN LILA

a Alejandra Pizarnik

Allí el viento escribió su verdadero nombre
rodando por el mar
la bola roja del sol
en el ocaso
evocado por sus sombras
y el destello de sus oros
igual que la muerte, te espera
en todas partes y en ninguna.
Unto a ciegas en luz este peligro
corte oblicuo a la linea que corona la carne;
la llama y el hacha para hendir el pecho del cielo.
Senos elevados al rango de misterio:
ha transcurrido ya todo el tiempo
recordando no hace mucho
en la Noche, su reflejo ...

VELOCIDAD Y POLITICA
a J. Genet
Lenta sonrisa de bronce
circulando en gastado comercio carnal
en los húmedos huesos de un delta pantanoso
hacia un cielo que no cambia
deslizándose entre las calles barridas
por tempestades de Fluidos espinales.
Las fórmulas básicas de Dolor y Miedo ...

EL DOBLE
A M. Proust

El cuerpo le dice a la Sombra
allí callamos la cabeza
junto al Desierto creado.

Dices que hay un ángel en tu árbol
cruzado en el jardín de un tiempo calmo,
el ángel canta y espera
por el espejo roto de la escarcha.

SAGRADO OCASO DE UN PROCESO
a Franz Kafka
No toda mirada está cerca
y nuestra distancia atraviesa
al arquero
y expira.
Silencioso en la Linde del bosque
se aparece deportado
al campo de la huella infalible,
a lo largo de los ríos
en los caminos viejos.

Tiemblan al viento
las velas de las naves,
por donde pasa el soplo
de los siglos.

En éste umbral

nuestros rostros se hielan-.
Otros duermen al lado de las Puertas,
solemnes y oficiosos funcionarios
del séquito
para que súbitamente, inflamados
den testimonio
en una mueca,
en una postura.

FORASTERO

o, miércoles de la Marcha esperando los extranjeros.
A la mujer nagual

Lo que conmigo tanto explico y diserto
audibles,
les dí la alarma,
su aliento
también lo que se da oscuro
al mundo resignado.
Los extranjeros harán las Leyes
cuando lleguen
carcomidos de una ternura enlutada
en una Temprana ración del Yó.
Y lo actual es actual
no más por un instante
queriendo resplandecer en espacio Nuevo.
¿Qué aguardamos reunidos en el foso?
¿En el frescor de las letrinas?
Allí
tranquilamente deleitado
una mujer indiferente
le ofrecerá la Tarde
y lo que en ella pasa.

EL HOMBRE INVISIBLE
a Ridley Scott
Refugio de días en barcos de río,
ectoplasma limpio que cáe agotado
en la materia angulosa de la conciencia;
alabastro transparente
de alas artificiales
ondéa fosforecente hacia una fotografía.

No hables contigo mismo
podemos disponer de todo este Planeta
manejando entre bambalinas
el ridículo carnaval espasmódico;
y no hables
escucha la circunstancia.
Navegando entre piratas y mercenarios
cada día espera ser Luna ...

VIGILIA
al Mediodía
Partir de la dificultad terminando en la dificultad
La inocencia paciente del grito
o la dulce resistencia del canto.
Lo neutro libera el Presente
de una frecuente Unidad.
Escribir
desviándose de todo visible
y de todo invisible,
sólo el hombre sería Presente,
sólo él nos es extraño ...

LA MUCHEDUMBRE Y EL PEQUENO PLANETA
a Clem W. Snide
Primero

Desfile de lénguas rotas
calle enfangada
hilera silenciosa del apresuramiento
desliz desbocado.

Segundo

La luz encendida
encima de la fatiga y la convulsión
pueblo que falta, falta tu brote
delgado estallido
oscuro
que insufla de dardos la atmósfera.

Tercero

Calle del apresuramiento
lénguas desbocadas
susurros ennegrecidos
por la voz de un Leviatán
sordo y mudo :
reguero de bruma deslizándose
al comienzo de la calle.

Cuarto

Sol opaco y frío
torbellinos que adelantan un Desierto
con la sangre de las Béstias nuevas.
Se mira el hombre
al espejo de su Historia.

 


LIBRO TERCERO

LAS CASCADAS BIFURCANTES (1993)

Anastasia Vallejo

A R. S. Matta
A Libia

"... el crepúsculo es la raja entre los mundos,
es la Puerta a lo Desconocido. Estamos sobre
esta meseta ... frente a esa Puerta ..."
(Juan Matus).

LA GARITA DEL PUENTE
a E. Honnecker


Rugientes aguas bajo insensatas plataformas
Fábula convertida en mundo verdadero
Durante el iluminado instante de una Roca
Extraña, confundidora no-pertenencia
Que zarandéa la firme preocupación desarmante
Trenzada en la adormecida Luz
A través de sus Ventanas tristes.

CALI-GRECIA
(a Carlos, a Andres)

Ganímedes fue llevado al Olimpo por un águila
Para que fuese copero de Zeus
Sonrojado en su rosado muslo
Se cubrió con las plumas del Ave
Príamo, entonces, contemplaba y admiraba
La belleza del joven que había matado a su hijo.
Patroclo cerca a Troya fue violado, luego despedazado
Héctor, el muchacho seductor de los efebos
Sacrificado por Aquiles
Sellaba el pacto de una genitalidad divina
Pura agonística adsorbida por Apolo.

MONANTROPISMO
a H. Michaux
Mezcla de individuos diferentes en grandes cantidades
Voluntad de la Mezcla; Mezcla soberana
Flecos de invisible trama
En la Gran Boca
Que ha perdido el habla.

Poder comenzar, comenzar de nuevo enteramente
Una evidencia en el campo de la carne pura
Pues el principio mismo está en la carne
Oreja vuelta Sol bebida por Todas las miradas.

VAMPIRISMO EPISTOLAR EN LA CIUDAD SONAMBULA
"... haz paz en tu antemuro
y descanso en tus palacios ..."

al Prójimo, a la Resistencia


I

Veloces escalas espuméan, se superponen más y más
por el cauce; laminando la alta montaña.
La luz se abrió como una herida, gesto brusco
sobre la cortina, en el abrazo oscuro de sus labios.

II

La perplejidad marchaba errante sobre mónstruos bicéfalos
hasta cuando termine esta lluvia de sequía
en las cuerdas vocales
para dar armonía.
Brumas de Santiago surgiendo de los viñedos manchados,
Lima en guerra, sol muerto en un puñado de polvo;
Por todas las calles sin descanso
límpios y duros escuderos desvelados
en un Oeste de metales y peñascos ...

III

Espada de nebulosa mueve en el aire a Medellín ...
¿Qué te parece si probamos otra figura
de la cuadrilla de langostas?

Rendidas todas entre nosotras por el mito de Noé

cubierto con sus hijos-.
Piden la paz, piden ser prosperados. Y bendito sea.
Apesta a orín.
Envueltos en inciensos, oraciones y en estampas
Sin saberlo
De tu vientre, de mierda, Jesus, Santa, Santo, Santificado.

IV

Pasó en el aire agujereado
el Extractor de espinas Florentino
el flexible Hermes siciliano
a los Menores les apasiona ser seducidos-.

Este fué un encuentro totémico: el buitre vengó a Moctezuma
casi en maresía : en la hora que interroga
donde una angustia fría vagamente flota.
Volverán los transportes del delirio
bajo dos nombres distintos:
Dionisos y el Crucificado.
La noche no es lo bastante nocturna
para empujar la sangre
bajo la lluvia
en una Costa aun sin mar ...

LA DAMA DE NEGRO
a Félix Guattari

Reuniendo cuerpos más allá de la conciencia y el cerebro
Ficciones del Interludio rodando por la escalera
(Fusil descargado al pié de la cama)
El cancerbero cinco veces soslaya
su excepción de metal
en un laberinto adolescente abandonado.
Sangre embebida en el rastrojo Invernal de la selva,
sobre imperturbables valles poblados
de unicornios y centauros;
balanceando los pétalos en su cuenco blanco,
presencia para vuestra Sed ... ausencia que os bebe ...

A MEDIANOCHE EN EL ATLANTICO, CORDILLERA OCEANICA

(Sangre y vino empapando las Costas)

... a Cuba, islas ...


Soberbios lomos resoplando al portar
el tiempo alquilado, extraño a cualquier pena
contemplando la Orilla con árboles, flores y piedras.
Desde la última ventana de la Torre solo un girasol miraba.

El Globo ha quedado unido por nuestras líneas
en cada dimensión del Vuelo del tiempo;
grietas en los muros agónicos de las visiones de Otoño :
Tajo resplandeciente de la amenaza terrestre
aletéo suntuoso.
Extremos del anillo que forma el Mundo
(la gracia lo habitaba).
Restos de un naufragio en medio del Atlántico
Ideas, telas de araña disparadas al vacío
Cortezas hendidas de viejos castaños,
Germen ritmado sobre el caos-vértigo.

Montaña murmurante, violácea en los márgenes del rayo
el punto donde se juntan las aspas del Tiempo
haciendo girar soles ebrios
vino de la tierra que se enfrenta locamente,


ecos de pasos en la alameda
bajo la mirada perdida
de un rey desnudo ...


...EL DELATOR ... EL SUICIDA
a M. Foucault
La posición de un cuerpo no es indiferente a su equilibrio,
con los pies clavados y hasta con un trapo alrededor
de su Cintura;
imagen aclarada en el mundo de la vitalidad imaginada.
Burócrata de oficinas espectrales
denunciado por suaves paranóicos.
Tal me refiero a un Hombre, a su placa positiva
con un tiro en la lengua, detrás de la palabra
desplegando su soledad en la mesa como un mapa.

FLORESTA EN LA BABEL DIVINA
A Nico a Andreas

Con las mujeres de la época tiene que pensar en la guerra,
puede decir que en la noche avanza sobre un muro de polvo
tan espeso, que podría grabar en él sus iniciales
en la floresta divina que amortiguaba el día renaciente-.

Gritó entre el frío que nunca la habían visto,
el escenario estaba listo, repetía
lo que estaba en el libreto;
todo lo siniestro que la Ley permite :
en un vestido de seda negra
ha vuelto de la ópera,
la fragancia la envolvía y aleteaba.
Oyó caer la Tierra en un interminable espacio
en una emoción como de dos planetas
dos mentes que a voluntad se remontan blandamente
a la izquierda las hierbas inclinadas-
complaciendo abreviar el abandono
de la piel ardiendo.
Había un sólido oleaje flotante,
palabras de espíritu ágil insuflando los Cuerpos.

Las veo correr en formas piramidales
rugiendo
hacia el brillo de la noche solar.

FANTASIA DEL MAL O TRANSFIGURACION DE LA LAMPARA
a Cesar Moro
El horizonte crepuscular era un mar de fuego.
En un pequeño cuarto
respiraban las quillas de las naves.
Rostro ardiendo en trance,
se desliza sobre la declinación de la crueldad :
insensata algarabía
del lujurioso impulso.

Bajo los arcos firmes de la nada,
en torno a la Luna

algo seduce.
¿Dónde he de ir trastornando paz y afanes
por el robusto fuego de una lámpara?.

ABYSSUS ABYSSUM INVOCAT

a México

Allá balsas quitasoles siguen el curso astral,
conductores de Carrosas flotan
suministrando maréas y tornados,
grado y medida de ese aligeramiento sospechado
en la peregrinación de un tiempo concebido.
Enfundado en raso, en procesión
sobre pergaminos de plata
el abismo llama al abismo
el terror "cetrado", verbo roto
y golpeado que forma el corazón contemplativo.
El altar y el camerín sagrado;
la evidencia de su nada.
En la tregua de la penumbra
entardada por la fragua solitaria,
palabra-cayendo, foto-cayendo
en el susurro
de una conversación Tolteca.
(Divertimento para Omar Ramírez)

SIMULACROS O EL ESPEJO DE LA PATRULLA ELECTRICA

a Régis Debray

Cerebro chamuscado en carne estremecida
verde verde
por las Pantallas de la Tierra,
salid del tablero
actor,

exposición Total :
"atacar, desorganizar, desaparecer".
Tribus, ¡abran fuego!

DURACION

a Henri Bergson

Espacio intermedio entre dos puntos
linea,

lo que soporta volver, lo que quiere volver
vale lo que vuelve,
pliegue
de modo diferente o proporcional al atributo
rompe la eminencia
soga transparente, retorciéndose
serpiente.
Lo que se llama textura de un Cuerpo
impenetrabilidad y conexión,

ninguna fuerza estará separada de lo que puede
carne;
potencia igual a lo que representa
Desierto.
El presente dura, mañana es otra cosa.

LA FE
"ser es ser percibido"
Berckeley

I

Las aguas dementes de la conciencia,
el pensamiento venenoso
que corresponde a un nó
deslizándose
encontrándose
con el miedo de haber esperado
la supresión del Tiempo.
Ríos turbulentos
en el barro del Pensamiento,
la acción entorpecida
por un canto
por un soplo
veleidoso y pasajero :
nadie queda después de la batalla ...

II

Aguas nuevas pobladas
de nuevas almas
vertiginoso oleaje
de un nombre oscuro
de un grito encontrado
en la dicha del retorno
sin fin de la salida.
Oeste : sol de vidrio
cristal de una promesa
de una creencia.
El Mundo ahora entrega su forma :
líneas
en la Casa Helada del tiempo.
El amor es frío como la Fé
repartámonos ...

ZOCALO ELEGIDO

a una comunidad parca
al albatroz
al lobo


Nadie nunca entre los dioses
a más se aventurara
floresta y fiesta en cuatro formas
ligeras a la luz lunar,
las aves y las béstias, un rebaño
las espigas mordía.

El bosque se extendía denso
sobre el haz de la hoguera,
paisaje repetido sobreelevando
su propio resplandor;

prende fuego a la misión,
y toma lo que necesites
para vivir
fuera ...

NO PASEIS A LA OTRA ORILLA
a Basho
a Li tung-Yang

La noche sobre la llanura
tiembla sin perturbar el rayo de la luna.
Mana una fuente sobre mi sombra contraida,
la luna brillante parece congelada
roja flor de rosas-.


El viento y mi corazón
van juntos cada noche
sobre las flores inclinadas bajo la lluvia
y todos mojados dentro de un seto
sentimos la noche sobre la llanura.

INSERTOS

Una niña moderna,

una ávida lectora de revistas cinematográficas

veía con toda claridad
al anciano caballero masturbarse
bajo una violenta iluminación :
la superficie de las mucosas brillaba.

Los niños hacían volar cometas desde el Techo
en la Tarde sangrienta,
invierno de las manos asesinas.

Las piernas así como la cabeza
y los hombros desnudos
quedaban fuera del campo
fotográfico.

La luna creciente
al inicio de su Tierra adolescente;
así como en la foto
ella dejaba errar
su mano ...

TRAVESIA AL FILO DEL AIRE


Oscurecido por el sueño
se escucha el aletéo de los murciélagos;
por entre grises ramas
se entrega el cielo a la tierra.

Jamás tan sola
la sólida dermis del Planeta
entre el siempre y el nunca.
En lejanas Ciudades se extingue el vértigo;
por estrechas grietas descenderá la Luz
saltando con furia,

ciego el Tiempo quiere ahora

lo que se hunde y levanta,
ocultando sobre lisas superficies
grandes palabras que ennegrecen;
la herida roja susurra
en el bosque del ocaso
entrecruzando miriadas de Anillos.

Lo sepultado en la entraña
el Tiempo lo sueña.

LA CANCION CALLEJERA o el secreto de los animales
a Francis Bacon
I
Descoloridas arrugas a través del Crepúsculo
descubren la línea inesperada de un poema
rosado como la Carne, estrecho como el vestido
flotando sobre el aliento de voces milenarias
en el rostro de un Indio, en una cocina de nubes
florecidas que llevan al Océano
lejos ... a la calle ...

II
Ellos nos han embaucado
¡no es nuestro comprender el arte!...
rata ... arte ... rata ...

EL CENICERO


El mar se encuentra sobre un escritorio,
en la concha adentro, el humo se diluye.
El hombre del escritorio, su mente
reconstruye las señales
de mapas antiquísimos
sobre la Carne misma de las almas
mientras su cuerpo fugado
en el camino de otros cuerpos,
afuera,

erraba.


Poseía otros cuerpos o era poseído ...
ello ya no importaba.
El sentido común dice que la mente vuela
distraida viaja
que el cuerpo es grave y se queda :
pero este señor que fumaba
hacía lo contrario.
"Mientras yo sea otro
las cosas por hacer
necesaria, lógicamente
mejor nos salen"
decía,

mientras apagaba el cigarrillo.


LOLITAS
Recogiendo cada Tempestad,

surtidor de todos los Fuegos-

columnas de emigrantes
avanzan por la Orilla
pensando entraña con entraña
los mil soles secretos,
conocen su Libertad Y también su contra-peso.
Danza el mar bajo la lluvia adolescente
Cuerpos que no son envoltorios
sino superfícies desplegadas
vibrantes, luminosas
recorridas por corrientes ...

CIRCULO DE MINA

a José María Arguedas
a Roque Dalton


Azul quebrado sobre gota de carne rancia
febrero resonaba en el aullido fabuloso del encanto
con remeros ignotos aventajaba los vientos
del alba, la luz de una tropa iracunda
de una manada infestada.
Claraboyas sombrías sonríen a la luna apagada
se aprestan los vigías
el faro oscurecía un mar olvidado.

ISLA, UTOPIA

a Emilio Adolfo Westphalen

... bajo las zarpas de la quimera
una linea deleznable ...

 

LIBRO CUARTO


RITORNELOS CAOIDES (1997)

Virginia Alanzú

A Marcos ... A Maritza ... Al Mar...

"Como los poderes no se contentan con ser exteriores, sino que también pasan por cada uno de nosotros, es cada uno de nosotros quien se halla sin cesar en conversación y en guerrilla consigo mismo, gracias a la filosofía"

DELEUZE



UN PARQUE EN SARAJEVO
¿Qué metafísica hay en ésos árboles?
... al Partido del Trabajo de Brasil ...


...un mauritano encuentra en cualquier parte la mesa llena
brillando al sol de la tarde roja suspendida
y pisotéa y bate los oscuros campos del alma argelina
... un mejicano copula la geografía y el ensueño
encaramado en la roca insomne del imperio del inca
y atrás sobre la otra mitad de un espejo cerebral
vampíricas criaturas sobre un árbol desolado
... vago brillo lustroso va perdiendo oscuridad ...

(Divertimento para Félix)


ENCOLESE


Instigados experimentos para definir Umbrales
Destellos hóstiles, espesos, ásperos
Inclinándose fuera del equilibrio,
Ventaja eventual, menos una de las Béstias
Lívida. Convirtiendo una tríaca infalible
En animal totémico.
!¿Yá se ha tomado la niñita su Spinoza?!
Plato cuarteado de un alma indomable
Unicornio que montó al giro del Látigo
Se recoge. Se enhiesta
Tómese.
(Divertimento para Libia)


LA SERPIENTE EMPLUMADA III
(al ajedrecista)


Los anillos emboscados de la serpiente
son de silicio y un niño los mima
y una niña los arma. Piedra en el camino.
Las alas líquidas, empenachadas de gotas
equipotencializadas
transparentes y secretas
revelan el relato recalcitrante del reposo
retenido en una espera escueta y elegante.
El vuelo sostenía sospechosamente
los anillos enroscados sobre el pecho
y anidaba el retorno ...

Despiadado llegaba el irreversible
reverso del dolor,
las olas revoloteaban sobre el plumaje
polícromo del Tiempo.


(Divertimento para el P. C. C.)



EL FONDO SOMBRIO
Turbulento azote de homogeneidad traslúcida
evapora el vaivén en la Noche de los Tiempos
esbozando la desviación más tenue
ángulo viviente en el resbalón de su caída
masa de mis átomos
átomos de mis artérias
esperando llenar el desierto ...


(Divertimento para Lucrecio)


DESNUDAS CIUDADES ROJAS
(a la noche)

chicos venales cruzando corredores
de muertes púrpuras
disparan el vacío de sus ojos rígidos
en el hueco de la conciencia del otro
abismado en la caja negra
como una autopista enmarañada por el sollozo.

trayecto de la comunicación estupefacta
desplegado hacia el verde infinito
esquina punteada sobresaliendo
fatua hacia el abismo sub-nigrum ...

edificio totémico amparado
en un repliegue ensangrentado del Tiempo
resplandor vacío de las Calles neuronales
colapsadas en una espera enmudecida.

(Divertimento para el Dr. Benway)


CAOS TURBULENTO
a Otto Rossler

Salchicha dentro de salchicha
dentro de salchicha
sacar, plegar, oprimir
introducir de nuevo.
Espacio apretado
gran bolsa abierta
esquina agujereada
llena de viento.
Enmarañándose la naturaleza
contra su naturaleza
crea belleza.

Pliegue inmediatamente pliegue ...
(Divertimento para J. Gleick)

LINEA RECTA Y LABERINTICA
a Ariadna

suspendida inmóvil en el hilo trenzado
cuelga insomne una mano levantada
los dedos extendidos
ánima enmarañada sobre el vacío
rígido del laberinto sordo
enmudecido y ciego.
Dioniso vigilante traza la linea de la fuga
recta tortuosa de la Medianoche
deslizándose veloz sobre el cristal del Tiempo.

( Divertimento para Federico N.)


LA QUIMERA Y EL TEJON
(al animal que anda en tres patas)
Pequeñas dosis de democracia ruedan
sobre el plato cuarteado de la esperanza
en cruz la golondrina traza un arco iris
trasparente y estupefacto
como los huevos cocidos
del horroscopo beckettiano.
Los perros ladran a la lámpara de Diógenes
y bueyes y asnos se paséan por la Plaza
con la entereza críptica
de una palabra enmudecida.
Utopía llaman a la Bestia.
Y los hombres Hablan.
(Divertimento para Gilles Deleuze).


EROS EROSIONADO
a Raul Ruiz
dos marineros desnudos
descienden por el mástil de la Noche
remontando una alegoría agónica
barca del Prójimo vacua y espasmódica
entrando en la dársena
de la pasión sin límites
indómito gesto de la montaña inmemorial
olvidada por el olvido de una memoria estéril.
Y vuela el polvo de la espera ...

NATURALEZA MUERTA IMAGINA
a Juán Rulfo
olor a tarde incrustado en la sombra
de las enredaderas
gotéa
surtidor acanalado
de una columna vertebral triste
y sudorosa
clavada en la tierra por estaca
y por bandera
salpicando el viento los pocos pájaros
sacude la casa de simulacros nuevos
danza aterradora del espíritu de Zapata
ondeando una Voz solitaria y tumultuosa ...

(Divertimento para las mujeres Zapatistas)

CONTEMPLACION DE LA RAZON FUNESTA O ALIANZA EN AZUL
al suicida ... al suelo ...
ceguera por injusticia de un instante
en el olvido según conviene obre la hermosura
en unas predicciones sin entusiasmo
en una mueca de infortúnio, ojos conquistados.
oido inmenso sin reproches
con la prudencia astuta de su tacto
en la ascésis de una Razón Graciosa.

lugar de superficie en red de líneas numeradas
cifra, cifra esquiva en los dados.

en la mesa solamente la evidencia
muda y táctil de su espera
después de haberla comprendido.

pequeña distancia mirándose en un espejo:
despliegue del testigo interpelado
en perspectiva tremolada.

... suspendida antiguedad declinando
en la resonancia Natural de su Horizonte
Gozado ...

(Divertimento para Fanny y Josephine).


EL FILOSOFO Y SU DOBLE
a Deleuze-Guattari
A orillas del Aqueronte
La mariposa azul enlutada
Por la atardecida soledad de su fatiga
Vuela, arrastrada hoja ensimismada
De la Superficie
Volcán retirado en su orilla soberana
Luz enmarañada en vértigo por su canto ...

(Divertimento para la Quimera)

LA LENTA BUSQUEDA DEL VAMPIRO O LA OBSCURIDAD DE LAS AGUAS CONTEMPLADAS.
(huaco)
a ella

sortilégios aquí, a estas horas
en perenne metamorfosis fugitiva
sentado en su ausencia llegada del camino
empalizado, recónditamente abierto
mecánico en la inocencia vertebral
de la sangre húmeda, desnuda y desvelada
retociéndose en jirones subterráneos
congelados cuando a veces las piedras se encabritan.

roja agitación encontrada en su transparencia
no atravesada
lejana sombra de estaca
hundida en la ventana, entreviendo la batalla
y el duelo.
atormentado, con traje abandonado
para masticar las tardes tempestuosas
de lánguidos engendros de sol emboscados
por una Luna manchada ...


Producción de no-poesía "El Yonqui Patafísico - a Jarry-Heidegger", G. R. R./85-2001.

 

 

 

 

Tabla de comentarios http://www.medicinayarte.com/libros-digitales/auditorio/tabla_comentarios.htm

Difusión, adhesión e intercambio. Argentina 2004
Derechos de propiedad intelectual y Arte Digital
Stella Maris Angel Villegas - Argentina 2004